Mi Lista

No tiene artículos en su carrito de compras.

Elegir su antifouling

Las pinturas antifouling

Las pinturas antifouling o antiincrustantes tienen por objeto proteger el casco de los barcos contra la suciedad. Impactando el medio ambiente, centran la atención de los navegantes y de las asociaciones. El consumo anual de estos productos en los barcos de vela se estima cerca del 0.4% del conjunto de los agentes biocidas en Francia : agricultura (90%), tratamiento de las fachadas, de las aguas, de las carreteras y de las vías férreas (3%), jardinería y otros (7%). Entre necesidad de protección de las carenas e impacto ambiental, estos productos activos se analizan en función de los beneficios/riesgos relacionados con los usos de los navegantes.

¿Porqué utilizar las pinturas antifouling ?

Después de algunos minutos en el agua todos los cascos sufren de un ataque bacteriológico. Estas bacterias se acumulan para, después de casi una semana, formar un sustrato favorable a la aparición y al desarrollo de los primeras conchas y algas. Una carena limpia, es primero una historia de seguridad. Algas y conchas generan un reguero que desestabiliza la maniobrabilidad del barco. En los barcos comerciales, han mesurado que el coeficiente del reguero generado por una carena sucia puede aumentar del 30 al 80%. Las pinturas antifouling son igualmente un imperativo para mejorar el deslizamiento y reducir el consumo de petróleo. Permiten eludir la usura temprana de los motores. Por fin, es una obligación ambiental para evitar la dispersión de especies invasivas en los diferentes ecosistemas cruzados por los barcos.

Hoy en día, cada productor de pintura antifouling tiene que declarar sus productos delante de las autoridades. A partir de 2016, estas empresas tendrán que presentar sus formulas y sus estudios de impacto para obtener una autorización de introducción en el mercado (AMM) en Francia y en Europa. Es importante destacar que el cobre y sus derivados son sustancias activas y son partes integrantes de la reglamentación biocida europea. Aunque el cobre sea un elemento natural, permanece impactante. El artículo R522-39 del código del medio ambiente precisa que “La publicidad para un producto biocida nunca puede llevar la mención: “Producto biocida con riesgo débil”, “no tóxico”, “no perjudica a la salud” o toda otra indicación similar. La referencia a un producto biocida no debe inducir un error en cuanto a los riesgos del producto para el hombre o el medo ambiente. Promover un antifouling “orgánico” en el mercado es por consecuente prohibido.

 ¿Se podrá totalmente prescindir de estas pinturas ?

Por desgracia, no existe hoy no existe producto o soluciones técnicas alternativas (máquina de cepillado…) cuyo coeficiente costo/eficiencia sea más ventajoso que las pinturas antiincrustantes. Sin embargo, para Nautix es una obligación moral conseguirlo. Altamente comprometido en la investigación y el desarrollo, estamos trabajando en el sujeto. Así, los programas Paint clean, Eco paint y Biopaintrop, los cuales han recibido el apoyo de competitividad « Centro Mar Bretaña », avanzan en la elaboración de pinturas antiincrustanstes sin biocidas.

A medio plazo, el legislador obligará ciertamente los productores a limitar las tasas de sustancias activas en la pinturas.

A corto plazo, cada navegante tiene que responsabilizarse y obligarse a respetar algunas reglas simples según el uso que hace de su barco :

  • Preferir los antifouling de matriz dura a los autopulimentables.
  • Ajustar las cantidades según el conocimiento de su zona de navegación
  • Si su barco sólo navega unos 3 meses al año, una sola capa de antifouling puede ser suficiente. Para un resultado al año entero, 2 capas gruesas pueden ser suficientes.
  • Evitar los productos demasiado cargados en cobre que vierten inútilmente.
  • Utilizar áreas de carenado dedicadas (no carenado salvaje)
  • No añadir otros productos en las latas ( formalmente prohibido y sujeto a procedimientos judiciales)